EL HORNO DE FUEGO  
 
                                                          
¿No echaron tres varones atados en el horno de fuego?...he aquì yo veo cuatro varones sueltos que se pasean sin sufrir daño y el aspecto del cuarto es semejante a hijo de los dioses.?  
 Daniel 3: 24,25 
 
Tal vez el horno de fuego, sea una de las figuras mas tremenda y atemorizante de las pruebas por las que tenemos que pasar a veces los hijos de Dios en nuestro andar por este mundo. 
Pensar en el “HORNO DE FUEGO” nos produce escalofrìos ¿Quién querrà ir allì? 
¿Desearemos ese lugar? Indudablemente no, porque sabemos que su significado espiritual es pasar por una circunstancia de mucho dolor y amargura. 
 
Tampoco lo desearon los tres amigos de Daniel cuando tuvieron que confirmar su fe delante de los paganos. Sin embargo, lo eligieron. Y el pasaje, tan precioso, tan aleccionador, tan estremecedor, tiene detalles que vamos a repasar para aprender de ellos alguna lecciòn. 
 
En primer lugar, la respuesta de los tres muchachos al requerimiento de adoración personal del rey:”HE AQUÍ NUESTRO DIOS, A QUIEN SERVIMOS, PUEDE LIBRARNOS DEL HORNO DE FUEGO ARDIENDO, Y DE TU MANO, OH REY NOS LIBRARÀ” 
 
¡Que hermosa declaraciòn de fe! ¡Que sencilla confianza en su Dios en medio de una situaciòn desesperante y aparentemente sin soluciòn humana! Esta es la fe que mueve montañas, la que puede ver las llamas ardiendo y sin embargo  no pierde de vista el poder y la grandeza de Dios. Es la misma fe que recorre como un hilo de oro toda la Biblia, la que hizo exclamar a David frente al gigante: “JEHOVÀ TE ENTREGARÀ HOY EN MI MANO, Y YO TE VENCERÈ” 1º Samuel 17:46 
 
Sin embargo, no terminan ahí las palabras de los tres hèroes hebreos. Sigue diciendo la escritura:”Y SI NO, SEPAS OH REY, QUE NO SERVIREMOS A TUS DIOSES Y NO ADORAREMOS LA ESTATUA QUE HAS LEVANTADO”vs.18. 
 
Y SI NO…¿Qué significa este breve añadido a la declaraciòn anterior? Significa que aùn en la situación mas extrema, destinados ya a una muerte segura y ademàs horrible por sus caracterìsticas de sufrimiento fìsico, ellos dan lugar a la Voluntad de Dios sobre sus vidas. Aceptan que tal vez Jehová haya decidido no salvarlos y podrìan morir en el fuego. Saben que, en otras situaciones, Dios ha disciplinado a su pueblo y no le ha librado de manos de sus enemigos. Pero esa suposiciòn no influye para nada en su fe. Dios podrà disponer de ellos como mejor quiera. Podrà decidir salvarlos o no, pero de todas maneras, ellos no pìensan negar su fe ni arrodillarse delante de otros dioses para prestarles adoración. 
 
De la misma manera declarò Job en medio de sus pesares.”Aunque me matare en El confiarè.”Job 13:15; y tambien lo afirma Pablo en Romanos 8:38: “por lo cual estoy seguro que ni la muerte, ni la vida, ni àngeles, ni principados, ni lo presente, ni lo porvenir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada, podrà separarnos del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro” 
 
Pero hay otro detalle que transcribimos al comienzo, y es un comentario que sale de boca de Nabucodonosor:” Echaron tres varones ATADOS  y veo CUATRO VARONES SUELTOS”. 
Finalmente, el fuego que tenìa que ser el instrumento de muerte de estos jóvenes, fue el medio que Dios usò para liberarlos de sus ligaduras. 
 
¿Te das cuenta para que sirve el horno de fuego? ¿Cómo Dios utiliza las peores situaciones para afianzarnos en nuestra fe y liberarnos de las ligaduras de Satanàs? ¿Como el fuego purificador separa el oro de la escoria y saca a la luz los verdaderos valores de nuestra vida cristiana? 
En medio del horno de fuego, los jóvenes tuvieron una experiencia espiritual increíble, ya que se encontraron con la presencia del Señor que les acompañaba en medio de la prueba, cosa que no les habìa sucedido hasta ese momento, a pesar de haber sido siempre fieles en las situaciones comunes de su vida. 
 
De todos modos, no desearemos para nosotros el horno de fuego. Pero si algún dìa nos tocara vivir esta prueba tan tremenda, que el ejemplo de fe y valor que nos dejaron estos mozos hebreos, nos sirva como aliento en medio de ella. Y tambièn el saber que allì es donde podremos ver con mas claridad la presencia del Señor y sentiremos mas fuertemente Su compañìa.
                                                                                                   
                                                                                         
                                                                                              home                                    book